Montero resucita la reforma fiscal en plena crisis: pactará con Bruselas «medidas compatibles con la situación»

Afirma que no supondrán «esfuerzo añadido» para las familias y Hacienda recuerda que es uno de los compromisos alcanzados con la UE en el marco del Plan de Recuperación Leer

Montero resucita la reforma fiscal en plena crisis: pactará con Bruselas «medidas compatibles con la situación»

Afirma que no supondrán "esfuerzo añadido" para las familias y Hacienda recuerda que es uno de los compromisos alcanzados con la UE en el marco del Plan de Recuperación Leer

María Jesús Montero ha decidido recuperar la reforma fiscal que anhela desde que llegó al Ministerio de Hacienda y que, después de convocar un comité de expertos y ya con sus recomendaciones en la mano, tuvo que paralizar como consecuencia de la guerra desatada en Ucrania por la invasión de Rusia.

Este conflicto agudizó la escalada de precios que ya sufría España y ha provocado una crisis internacional que ralentizará de manera sensible el crecimiento de la economía española. La situación es tan compleja que Moncloa se prepara para un recrudecimiento de la crisis a la vuelta del verano, y la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ya no rechaza de plano la posibilidad de una recesión.

Los problemas y temores, por lo tanto, están lejos de desaparecer, pero Montero está dispuesta a retomar su reforma y, en consecuencia, subida de impuestos. Así lo ha apuntado en una entrevista concedida a EFE, en la que ha explicado que el Gobierno va a negociar con la Comisión Europea «medidas que sean compatibles con la situación que vive el conjunto de Europa«.

La responsable de Hacienda ha apuntado que estas actuaciones no supondrán un «esfuerzo añadido» a las familias, y que tampoco actuarán sobre el transporte y la energía. La propuesta de reforma fiscal presentada por los expertos incluía numerosas actuaciones en este ámbito, pero Montero ha expuesto que «no tiene sentido incrementar la fiscalidad sobre determinados combustibles cuando estamos practicando una bonificación».

En el Ministerio recuerdan que la reforma fiscal es un compromiso que se adquirió con Bruselas en el marco del Plan de Recuperación. Que al igual que existe la obligación de adoptar medidas sobre las pensiones, también la hay en el ámbito fiscal. Esas modificaciones se deben basar en el ‘Libro Blanco’ para la reforma fiscal que, como ya se ha apuntado, contenía numerosas actuaciones sobre combustibles e impuestos.

Una vez descartadas estas actuaciones, la propuesta de los expertos señala, por ejemplo, la necesidad de aplicar una subida progresiva del IVA simplificándolo y eliminando los tipos reducidos. Esta actuación ha sido solicitada por Europa en numerosas ocasiones, ya que la UE considera que España recauda comparativamente muy poco por esta figura. Se trata, por lo tanto, de algo que muy probablemente se negociará, aunque sí tendría un efecto evidente de las familias a las que Montero afirma que no quiere castigar más.

Otra actuación que se propone es la armonización fiscal entre regiones, punto que ha enfrentado a Montero con las regiones gobernadas por el PP y, en especial, con la presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Los expertos denuncian la deriva» que en los últimos años se ha producido y la «competencia a la baja» en las figuras de Patrimonio y Sucesiones y Donaciones.

Se antoja también muy probable, por lo tanto, que Montero acelere en este proceso, lo que sin duda avivará esos enfrentamientos con el PP. Y lo que no sólo los avivará sino que los ha desatado ya es la propuesta de financiación autonómica que la ministra de Hacienda ha anunciado que remitirá a las regiones. En esa misma entrevista, la también numero dos del PSOE ha anunciado que, después del verano, remitirá a las comunidades una nueva propuesta de financiación vinculada a la población ajustada y ha criticado que los gobiernos autonómicos sigan «parapetados en el modelo de máximos que cada uno defiende».

El responsable económico del PP, Juan Bravo, ya ha desdeñado esta propuesta, y tras reprochar que el Gobierno «no ha hecho nada» durante cuatro años, ha dado por hecho que el modelo actual ya no se cambiará en lo que queda de legislatura. «Yo siempre confié en que era una ministra que, cuando fue consejera de Hacienda de Andalucía, defendía la modificación del sistema de financiación (…). Han pasado cuatro años y no se ha hecho nada con el modelo de financiación autonómica», ha lamentado el responsable económico ‘popular’ en una entrevista en RNE recogida por Europa Press.

Deja una respuesta